Tecnología Fintech: proteger el negocio y hacerlo crecer

Eduardo Gómez Alcalá

Eduardo Gómez Alcalá

Líder de la Práctica Regulatoria del Sector Financiero
Eduardo Gómez Alcalá

Latest posts by Eduardo Gómez Alcalá (see all)

Compartir:

El avance de la tecnología en el sector de servicios financieros es constante, ¿cómo ésta impactará en la estructura del sistema financiero, en la regulación Fintech, y qué deben hacer los negocios para protegerse ante las disrupciones derivadas de estos cambios?

El anteproyecto de la ley Fintech está en la cancha del Senado mexicano. La trascendencia de su aprobación es clara: poner a México a la vanguardia al regular a las instituciones de tecnología financiera (IFT) con un esquema innovador. Sin duda, esta ley sienta las bases para modernizar los servicios financieros en México y dar más certidumbre al funcionamiento de las IFT en un entorno donde un marco legal era imprescindible.

La ley Fintech regulará tres aspectos: a las instituciones de financiamiento colectivo (crowdfunding), las instituciones de fondos de pagos electrónicos (monederos y billeteras electrónicas) y las operaciones con activos digitales (monedas virtuales). Conjuntamente con el big data y la inteligencia artificial, este marco general y sus disposiciones secundarias brindarán nuevas soluciones para la población en general.

Ahora, la próxima promulgación de la Ley de Tecnología Financiera significará contar con una normatividad avanzada a nivel internacional, con miras a la profundización e inclusión financiera, la protección al consumidor, preservación de la estabilidad financiera, así como la promoción de la competencia y prevención del lavado dinero y financiamiento al terrorismo.

Minimizar riesgos y prevenir el riesgo reputacional

Las aplicaciones de la tecnología Fintech y el impulso a servicios e instrumentos como el crowdfunding, P2P lending, criptomonedas (bitcoin, ethereum), o el regulatory sandbox (ambiente de prueba y error), abren grandes posibilidades al sistema financiero. No obstante, con esto devienen riesgos para las organizaciones y su marca, por lo que estas deben recurrir a tecnología específica que las proteja de las amenazas asociadas, por ejemplo: reglas seguras para las transacciones, tercerización de servicios inseguros o fraude cibernético. En este sentido, estas son las tecnologías clave que todo negocio debe tomar en cuenta para protegerlo y hacerlo crecer:

Big data: los macrodatos proveerán de mayor comprensión sobre la conducta y patrones en riesgos internos y externos, que permita predecir costosos ataques de ciberseguridad.

Biometría: la autenticación de una persona es elemental para mantener la confianza y disminuir el riesgo de fraude al hacer uso de servicios financieros, asegurando su identidad.

Blockchain (o cadena de bloques): base de datos compartida on-line en donde se registran operaciones de compraventa u otras transacciones (operaciones, cantidades, fechas y participantes); de hecho, esta tecnología es el fundamento tecnológico de las criptomonedas. La eficiencia, seguridad y confiabilidad en los procesos de las transacciones es clave, y esta tecnología está transformando las capacidades de las organizaciones.

Seguridad avanzada en TI: el cibercrimen es hoy una de las prioridades del negocio, por lo que es necesario implementar la tecnología para protegerlo de este y otros delitos financieros.

Una legislación sólida y soluciones certeras

Los riesgos relacionados con la operación de las IFT son diversos y complejos, de modo que la legislación tiene que adaptarse a las disrupciones financieras que este tipo de tecnología trae consigo y permitir mecanismos más eficaces y seguros para afrontar actividades ilícitas como el lavado de dinero, robo de identidad (autenticación), entre otras, creando un ambiente competitivo y con certeza jurídica.

En ese sentido, el 19 de octubre de 2017 y con el fin de conocer cuáles son los impactos de la tecnología y la inteligencia artificial en el sector financiero y cómo deben prepararse los negocios ante la expansión de Fintech para reaccionar adecuadamente y obtener los mayores beneficios de la tecnología asociada, PwC México organizó un foro de discusión, con la asistencia de miembros del International Monetary Law Committee of the International Law Association (Mocomila), entre ellos, The Hon Sir William Blair, presidente de Mocomila, y Mauricio Hurtado, socio director de PwC México.

Es necesario reconocer que el avance tecnológico no cesa, por lo que la regulación de las IFT debe ir a la par del crecimiento del sector, es decir, comulgar con la evolución del ecosistema digital que posibilite la creación de un ambiente que dé paso a la innovación tecnológica, a la competitividad y a la inclusión financiera.

Agregar un comentario: