Talento humano y gestión del cambio en proyectos de salud

Compartir:

La universalización de nuestro sistema de salud representa un reto sobre todo por la incorporación del Expediente Clínico Electrónico (ECE), una tecnología cuya implementación requiere una adecuada gestión del cambio a quienes utilizarán esta herramienta innovadora.

El ECE significa la creación de una plataforma oportuna e integrada de información que será accesible a toda la red de proveedores; sin embargo, su gestión en los servicios públicos de salud en México requiere un aprendizaje, pero más allá de eso, se necesitará la modificación del paradigma de cómo se venían administrando los historiales médicos de los pacientes.

La introducción de una nueva tecnología en un ambiente de trabajo, generalmente suele ser compleja y en el caso del ECE las prácticas en las especialidades médicas pueden resultar más sofisticadas y altamente digitales ante el exceso de documentación física existente en el núcleo del sistema.





Abrir documento


Con la puesta en marcha del Expediente Clínico Electrónico se esperan resultados positivos, entre los que destacan: el acceso instantáneo a la información; disminución de errores en la medicación; reducción de exámenes innecesarios de laboratorios; entre otros factores.

Pero no todo se trata de la herramienta y sus beneficios, sino de los desafíos que representa la nueva tecnología para los actores involucrados en su manejo y gestión.

En este caso, el éxito de la gestión del cambio vendrá a partir del entendimiento de las reacciones de quienes se encuentran en la primera línea de servicio, así como enfrentar el reto de conseguir los beneficios esperados en cada proyecto de transformación.

El mantenimiento de un cambio en el tiempo se logrará si existe la suficiente evidencia de transformaciones permanentes y sostenibles en las conductas de las personas.

Relacionados:

-Nuevos modelos digitales de salud favorecen a mercados emergentes

Agregar un comentario: