Nuevo gobierno en EUA y posibles escenarios e impactos en México

Compartir:

La reciente investidura del nuevo Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto nuevamente sobre la mesa su promesa electoral sobre la renegociación e, incluso, posible supresión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Es un asunto complejo que ha generado cierta inestabilidad en los mercados, debido a las condiciones y los efectos económicos y políticos que se podrían derivar de la nueva relación entre ambos países, en especial para México.

A primera vista, el cambio podría parecer menos favorable para las finanzas mexicanas debido a la fuerte dependencia de los Estados Unidos en materia comercial y, en mayor medida, a la aplicación de disposiciones como la Border-Adjustable Taxes o la Mandatory Repatriation.





Aerospace Industry in Mexico



La primera podría causar que las compañías estadounidenses opten por productos locales y no procedentes de México u otras naciones, al imposibilitar la deducción de aranceles en componentes o bienes extranjeros. La segunda podría involucrar la repatriación de recursos y derivar en consecuencias en el tipo de cambio, especialmente para compañías mexicanas con filiales en Estados Unidos y subfiliales en otros estados con moneda diferente.

Sin embargo, haciendo un ejercicio de qué pasaría si se eliminara el TLCAN, encontramos que implica mayores aranceles en la importación de productos estadounidenses a México, que los gravámenes  aplicados a productos mexicanos en EUA. De igual forma un alto porcentaje de bienes que se importan a México ya no pagan impuestos sin TLCAN.

Esto se vuelve aún más relevante considerando que 39 estados de EUA comercian con México y que, en 34 de ellos, México está dentro de los primeros 5 países a los que exportan, e incluso en 25 de ellos está entre el 1º y 2º lugar, lo cual sin duda tendría un impacto directo en su capacidad de mantenerse competitivo en muchas industrias (entre otras agrícola, farmacéutica y automotriz).

Otro aspecto importante a tener en cuenta en la futura relación comercial con Estados Unidos, sería otra de las propuestas electorales de Trump: la reducción de impuestos sobre la renta de las personas físicas y morales. Esta disminución en las tasas, supondría un extra para que las empresas estadounidenses inviertan, produzcan y creen más puestos de trabajo en el país.

Asimismo, un nuevo estatus también podría ayudar a la diversificación de nuestra economía y la búsqueda de nuevos socios, como Asia o Europa.

A pesar de no tener todas las respuestas respecto a lo qué ocurrirá en los próximos meses, en PwC continuaremos analizando y explorando los posibles escenarios e impactos para tender puentes de crecimiento ante los actuales muros de incertidumbre, trabajando juntos por impulsar lo extraordinario de México.

Relacionados:

– Posible cancelación del TLCAN también afectaría economía de EUA

Agregar un comentario: