Nuevas disposiciones para auditores externos y órganos de vigilancia de entidades y emisoras

Francisco Álvarez

Francisco Álvarez

Socio de Auditoría, PwC México.
Francisco Álvarez

Compartir:

Con el objetivo de reforzar los mecanismos de supervisión de Entidades y Emisoras, en  abril se promulgaron las Disposiciones de carácter general aplicables a entidades y emisoras supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que contraten servicios de auditoría externa de estados financieros (EF) básicos, que entrarán en vigor el 1 de agosto de 2018 (aplicables para el año que terminará en 2018), con excepción de algunos artículos.

A través de estas se establecen nuevos requerimientos los cuales, se centran en  tres participantes principales:

1) Auditores Externos;

2) Órganos de Vigilancia (Comité de Auditoría, área o persona quien tenga esta responsabilidad), y

3) Emisoras y Entidades.

El alcance de estas disposiciones engloba a las Emisoras definidas por la Ley del Mercado de Valores y a las Entidades del sector financiero, con excepción de aseguradoras y agrupaciones financieras. También dicta diferentes obligaciones tanto para Emisoras como Entidades, con algunas excepciones puntuales: Banca de Desarrollo, Financiera Nacional, Infonavit, Infonacot, Fovissste y entidades de fomento.

Auditor externo, comunicados, opiniones y derogaciones

En lo que respecta al Auditor Externo, este podrá realizar sus funciones si cumple diversos requisitos como, por ejemplo, tener registro en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) o ser contador público certificado; tener experiencia profesional de cinco años en el sector o comprobar 10 años en auditoría externa, además de cumplir con requerimientos específicos de independencia. Asimismo, las nuevas disposiciones fijan nuevos requisitos para la rotación de los equipos encargados del trabajo (socios, gerentes y revisor de control de calidad), así como el no adeudo de cuentas por cobrar a la Firma de auditores externos.

También existirán nuevos reportes a ser entregados al Órgano de Vigilancia, a las Entidades o Emisoras y, en su caso, a la CNBV. Adicionalmente, el auditor externo deberá presentar:

1) Comunicado de observaciones, donde la administración detalle un plan de acción que será entregado al Órgano de Vigilancia o a la CNBV, y

2) Informe al Comité de Auditoría antes de que se emita la opinión de auditoría.

Es preciso destacar que el auditor externo de Emisoras y Entidades está obligado a informar a la CNBV de irregularidades que pongan en peligro la estabilidad, liquidez o solvencia, ya sea a través del incumplimiento de la normatividad o la destrucción, alteración o falsificación de registros físicos o electrónicos y actividades no permitidas por la legislación en la materia.

En el caso de sociedades operadoras de fondos de inversión y sociedades valuadoras, el Auditor Externo debe emitir algunas opiniones muy específicas relacionadas con la valuación de acciones.

Por su parte, para las Entidades se derogan diversas opiniones, informes y comunicados previamente requeridos tales como, impuestos diferidos, beneficios a los empleados, sistemas aplicativos, etcétera.

Para los Órganos de Vigilancia, directores generales o Consejos de Administración

El Comité de Auditoría de las entidades deberá realizar ciertas acciones antes de contratar a la firma de auditores y al auditor externo, así como al término del encargo de la auditoría: verificar que se cumplan los requisitos personales, profesionales y de independencia para efectuar su trabajo, validar su experiencia profesional y que se apeguen a la norma de control de calidad, entre otras.

Además, los trabajos de enfoque, alcance, asuntos importantes, incumplimientos de entrega de información, riesgos, apego al programa inicial, conclusiones, etcétera, deberán tener un seguimiento durante todo el proceso de auditoría por parte del Comité de Auditoría de las entidades.

Las Entidades y Emisoras deberán obtener una declaración de los responsables de los EF básicos, donde manifiesten que han revisado la información incluida en los EF; que no contiene información falsa o se ha omitido información, entre otros requerimientos.

Finalmente, esta declaración debe emitirse a la CNBV conjuntamente con otros documentos, como los estados financieros dictaminados y el informe de auditoría, sin olvidar que las entidades y emisoras también deberán entregar un informe a dicha Comisión sobre los servicios adicionales prestados por la Firma de auditores o Auditor Externo.

 

Agregar un comentario: