Impacto de nueva norma de ingresos en diversas industrias

Compartir:

Los retos de implementación de la nueva norma de ingresos IFRS 15, NIF D-1/D-2, ASC 606, varían dependiendo de la industria y de los tipos de contratos con clientes que tengan las compañías, por lo que cada una tendrá una experiencia particular dependiendo sus operaciones.

En el caso de una organización en el sector automotriz, por ejemplo de autopartes, tendrá retos para definir si su reconocimiento de ingresos de herramentales y de las partes cambiará por grado de avance, o por la disminución de los precios en los contratos con las OEM a través de los años, así como en la evaluación de los impactos de las modificaciones en las órdenes, por nombrar algunos.

Una empresa en telecomunicaciones y tecnología tendrá grandes desafíos en la determinación de las diferentes obligaciones de desempeño que sean separables en el contrato (promesas de bienes y servicios), en la división de componentes de arrendamiento de los bienes y servicios otorgados en el acuerdo (ej. módems, servidores, equipos, etc.), y por supuesto, en la medición de los mismos.

Consultable PwC México

Por otra parte, se logrará uniformidad en el reconocimiento de los costos de adquisición de contratos, que la nueva norma pide capitalizar. En estas industrias es donde se esperan los mayores impactos contables, cambios en sistemas y procesos a raíz de la puesta en práctica.

Dentro del sector de la construcción y de productos industriales cada contrato es un mundo, por lo que los impactos pueden variar de uno a otro, por lo que se requerirá de mayores juicios y estimaciones para determinar las contraprestaciones variables con la que se reconoce el ingreso.

Asimismo, se producirán cambios en la manera como se reconocen las modificaciones en las órdenes y el componente financiero, sobre todo en los casos que se reciban anticipos de clientes por periodos mayores a un año.  Algunos conceptos que se consideran actualmente como gastos podrán formar parte de la contraprestación reduciendo los ingresos.

Para las compañías de consumo el determinar si los montos que se pagan a los clientes, cadenas de supermercado, etc., se deben reconocer netos de los ingresos o como gastos, puede representar un cambio en políticas y procesos.  Los programas de lealtad en diferentes industrias siguen siendo un reto y pueden cambiar de forma importante, sobre todo en las empresas que reportan bajo US GAAP.

Sin importar la industria, las revelaciones van a ser extensivas y la recolección de la información que se necesita para cumplir con los requerimientos puede conllevar a cambios en los sistemas de reportes. De acuerdo con una encuesta realizada a compañías públicas y privadas en Estados Unidos, ésta es una de las áreas que más le preocupan a las empresas a partir de la implementación.

Aunque los impactos pueden variar considerablemente de una industria a otra, todo cambio representa un reto que debe ser afrontado, pero también puede convertirse en una oportunidad para mejorar procesos, controles, forma de hacer negocios, etc.

Las organizaciones deben tener en cuenta que en la aplicación deben incorporar un equipo multidisciplinario (finanzas, comercial, sistemas, legal, impuestos, etc.) y, en la práctica, está resultando de mucho beneficio para las empresas los aportes de cada una de las partes al trabajar juntos durante la implementación.

Queda poco tiempo, pero conociendo los impactos y con un programa definido para la implementación, las empresas se van preparando para superar este desafío y estar listos para la adopción el 1 de enero de 2018.

Relacionados:

– Reconocimiento de ingresos: reto para sector de detallistas y consumo

Agregar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *