Energía, parte de la estrategia de las empresas

Eduardo Reyes

Eduardo Reyes

Socio de Strategy&-Power&Utilities
Eduardo Reyes

Compartir:

En noviembre del año pasado, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó una nueva forma para calcular las tarifas de energía eléctrica, que permanecerá vigente hasta finales de 2018. El objetivo de este cambio se fundamenta en dos principios: la recuperación de todos los costos eficientes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el reflejo de las variaciones temporales del costo del servicio eléctrico.

Para analizar cómo podría impactar la liberalización del suministro eléctrico en México y conocer cuáles eran las expectativas de las empresas, llevamos a cabo la primera encuesta sobre suministro eléctrico en el país, en la que obtuvimos la participación de más de 100 consumidores.

Uno de los principales hallazgos es que cerca de 40% de los encuestados expresó su interés en realizar una inversión o contratación en los próximos 12 meses. No obstante, cerca del 80% reveló que, hasta el momento del levantamiento del cuestionario, no habían sido contactados por un Suministrador de Servicios Calificado (SSC), lo que evidencia grandes áreas de oportunidad.

¿Por qué las empresas buscan a nuevos SSC?

Con respecto a cuáles son las principales motivaciones por las que una empresa busca a un nuevo SSC, la reducción de costos fue la respuesta más alta (34%), seguida de cumplir con metas de energía limpia (19%) y el retorno atractivo de la inversión (15%).

Para algunos negocios la energía eléctrica representa entre 60 y 50% de sus costos totales, lo que explica su deseo de reducirlo. Una de nuestras recomendaciones para lograr este objetivo es que la empresa deje de ver a la energía eléctrica simplemente como gasto y que lo considere dentro de la estrategia corporativa. Pensar en la creación de un comité de energía, conformado por los líderes de la empresa, permitiría tener una visión integral de este tema y planear con más información la compra de este recurso.

Acerca del cumplimiento de metas de energía limpia, cabe destacar que las organizaciones cada vez tienen más presente la importancia de utilizar energías renovables. Actualmente, el precio de la tecnología renovable es igual o más competitiva que la tecnología tradicional. De hecho, la tecnología solar es cada vez más relevante para las empresas, como pudimos observar en los resultados de la encuesta.

Tecnologías con mayor relevancia para las empresas encuestadas

¿Qué factores desmotivan la búsqueda de nuevos suministradores?

Por el contrario, los tres principales factores que desincentivan a los negocios a buscar nuevas formas de suministro eléctrico son: la incertidumbre sobre políticas gubernamentales (19%), la incertidumbre en precios de energía (14%), bajos retornos de inversión/complejidad en los procesos de contratación/financiamiento (13% cada uno).

Consideramos que es muy probable que el próximo año que llevemos a cabo nuevamente esta encuesta, la frecuencia de las primeras dos respuestas va a disminuir, ya que a partir de la reforma aprobada por la CRE las empresas tendrán mayor certidumbre sobre las políticas y los precios de energía.

Otra barrera de corto plazo es la complejidad en los procesos de contratación, y esto se deriva de la alta customización que permiten los nuevos procesos de adquisición de energía eléctrica. No obstante, consideramos que a medida que el mercado evolucione y que los usuarios migren hacia este esquema, se estandarizarán los contratos.

¿Cómo desarrollar una estrategia integral de consumo eléctrico?

Aunque cada organización tiene sus particularidades, existe una serie de elementos valiosos en el desarrollo de una estrategia energética. Estos son:

1. Involucrar a la dirección general

De acuerdo con los resultados de la encuesta, 34% de las empresas deja la decisión del consumo eléctrico al área de operaciones, mientras que 33% lo hace al área de finanzas. Dada la importancia que tiene para la mayoría de las empresas el gasto en energía, es necesario que en el diseño de la estrategia se considere la participación de equipos multidisciplinarios encabezados por la dirección general, a fin de mantener dicha estrategia en la agenda central de la compañía.

2. Integrar el uso de la energía dentro de la visión estratégica de la empresa

Cada vez más empresas están conscientes de la importancia de la energía en la diferenciación que puedan llegar a tener en el mercado.

3. Monitorear continuamente el uso de la energía

La encuesta reveló que poco más de la mitad de las empresas han implementado medidas de eficiencia energética; sin embargo, 32% no lo han logrado y el resto desconoce sobre el tema, lo que revela grandes áreas de oportunidad.

Las principales medidas que se han implementado son la instalación de equipos de iluminación eficientes y/o inteligentes (58%), la instalación de paneles solares (12%) y la instalación de plantas de generación propias (10%).

4. Evaluar el uso de energías renovables

Los precios de oferta observados en las subastas de largo plazo dan testimonio de la enorme competitividad de los recursos renovables en el país. Estos han demostrado ser una alternativa real y competitiva para el abastecimiento de energía eléctrica.

5. Considerar todas las alternativas de contratación

A partir de la reforma energética, existen varias formas de contratar energía eléctrica.

 

 

 

 

 

 

 

Con base en lo anterior podemos concluir que es necesario informarse, analizar las opciones existentes de suministro y formar un comité de energía o un equipo multidisciplinario que trabaje en la definición de una estrategia que permita convertir a la energía eléctrica en un valor agregado para la organización.

haz-clic-para-leer-mas

Agregar un comentario: