tlcan-2017-capitulo-19-un-asunto-de-competitividad

Capítulo 19, un asunto de competitividad

Iván Jaso

Iván Jaso

Socio de Impuestos Indirectos y Comercio Exterior
Iván Jaso

Compartir:

La segunda ronda para renegociar al TLCAN está a punto de culminar, y nuevamente existe la posibilidad de que este acuerdo trilateral llegue a su fin, si el presidente de Estados Unidos no considera que los resultados beneficien a los negocios de su país.

El ambiente se percibe áspero al entrar de lleno al tema sobre los mecanismos para dirimir controversias comerciales por dumping y subvenciones, especialmente en lo que concierne al Capítulo 19, y que fue establecido desde el inicio del tratado en 1994.

En la primera ronda si bien no fue un rubro que se tocó a fondo, ya que primordialmente se externaron las posiciones de cada país, es claro que las posturas de México y Canadá difieren de la de Estados Unidos sobre la importancia de contar con instrumentos legales que den certeza a transacciones comerciales y resolver las diferencias que surjan entre los socios.

Al parecer, el gobierno de Estados Unidos pretende dar fin a una negativa tendencia en la que las resoluciones y revisiones de las decisiones que han tomado los paneles binacionales no le han favorecido. Todo parece indicar que la intención del presidente Donald Trump y su gobierno es ejercer una mayor protección de su economía ante los productos importados desde Canadá y México.

México y Canadá, firmes en su postura

En este sentido, Canadá ha externado su deseo de dejar el tratado si el Capítulo 19 es omitido en la renegociación del acuerdo, mientras que nuestro país ha mantenido su intención de que este mecanismo sea modernizado pero no eliminado del acuerdo.

Es preciso que México resista, a través de su probada experiencia negociadora, los embates que promuevan desactivar un instrumento que da certidumbre jurídica y se apega a los preceptos del derecho internacional.

Independencia de los tribunales, una necesidad

El Capítulo 19 se ha convertido en una herramienta muy relevante que ofrece seguridad y protección ante, incluso, abusos o arbitrariedades de alguna de las partes, por lo que la propuesta del gobierno de Estados Unidos sobre que las controversias se resuelvan en los tribunales de cada nación claramente restaría imparcialidad a las resoluciones y, por tanto, un dejo de incertidumbre.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, así como el representante de México para la renegociación del TLCAN, Kenneth Smith, han reiterado que defenderán este esencial mecanismo, con lo cual se insiste en la intención de mantener una firme postura al respecto y promover la necesidad de seguir contando con un sistema de resolución de controversias independiente.

 

 

Optimismo por un acuerdo justo

Aun cuando en la ronda posterior se prevé que el tono se endurezca en temas como el Capítulo 19 o el automotriz con el gobierno de Estados Unidos, o sobre la petición del gobierno de Canadá para que México incremente el salario mínimo, con el fin de impulsar la competitividad en la fuerza laboral de la región, nuestro país mantiene la confianza en que la experiencia y labor de nuestros representantes, además de las innumerables voces en Estados Unidos apoyando los beneficios del TLCAN, sean suficientes para retomar un acuerdo trilateral que beneficie a todos y no sólo proteja los intereses de alguna de las partes.

Agregar un comentario: